El Petro: La moneda virtual destinada al fracaso

Ilustración: @_calavera_

Para comenzar este artículo es necesario realizar una breve descripción del Bitcoin, es una moneda virtual que se basa en un sistema de encriptado que protege la propiedad, valor  e identidad del usuario que adquiere la misma, además de contar con usuarios que se encargan de proteger el sistema, este sistema impide la doble contabilidad por lo que no se puede utilizar un mismo bitcoin en dos transacciones simultaneas, la confianza entre los usuarios es el principal fundamento en esta moneda virtual, como en la que se basan todas las monedas del mundo, es decir la confianza en sus instituciones y principalmente en sus Bancos Centrales, ya que el papel moneda no representa ningún valor por sí solo, es la seguridad que generan las instituciones emisores de la moneda a los poseedores.

El Petro como lo mencionó el Gobierno Nacional estará respaldado en reservas naturales del país, una pregunta surge: ¿Acaso no es esto en lo que está respaldada nuestra moneda nacional? Nuestra moneda nacional está respaldada en las reservas naturales y en nuestra capacidad productiva de crear riqueza que generen divisas al país que sustenten nuestra circulación monetaria interna y externa. Debido a que estos principios no se cumplen en la economía nacional, el Gobierno Nacional se ha dedicado a emitir moneda sin sustentación productiva y por ello la moneda ha sufrido una fuerte devaluación, los poseedores de la moneda nacional no sienten confianza en las instituciones, en las políticas cambiarias del Gobierno y para agravar más la situación, el Banco Central de Venezuela carece de autonomía.

¿Por qué indicar el inminente fracaso de Petro?

El mundo está globalizado y con información constante, no puede generar confianza una moneda virtual emitida o creada por un Gobierno que se encuentra en renegociación de la deuda, en riesgo de impagos de los tenedores de bonos, con funcionarios públicos sancionados internacionalmente, con caída en la producción del petróleo, con casos de corrupción en las instituciones cambiarías, con constante cambios en la política cambiara, etc.

¿Qué podrá garantizar la inversión en un eventual Petro?

Dicho esto que se hará en el caso hipotético de una eventual liquidación de Petros y que no se posean las divisas suficientes para pagar a los poseedores del Petro, ¿Se pagará con barriles de petróleo aun no desarrollados o producidos? Cabe recordar que se trata de una moneda, por lo tanto es de inmediata transacción y/o convertibilidad, que a diferencia de los bonos no se pueden renegociar y no estipula plazos para su pago.

Por otro lado, el Bitcoin ha sido atacado por proteger la identidad de los usuarios y debido a que no se registran las transacciones por ninguna institución bancaria, lo que a consideración de las autoridades internacionales permite el lavado de dinero y transacciones ilícitas tales como compras de armas, drogas, prostitución infantil, etc. Para un Gobierno constantemente cuestionado internacionalmente por actividades ilícitas no debería ser positivo añadir a estos cuestionamientos transacciones con una moneda virtual podría ser utilizada en actividades ilícitas, ¿O hay una intención política detrás de ello más que una intención económica?

Pienso que el tema del Petro hay que darle tiempo para constatar si realmente se concreta  y que no sea una de las tantas monedas que lanza al aire el Gobierno en sus políticas cambiarías, un día indica que pondrá en venta de yenes y yuanes y al otro mes se olvida el tema y así visualizo que pasara con el Petro, es más la incertidumbre creada con respecto al Petro que las intenciones reales del Gobierno de avanzar en su idea de creación del mismo, no hay políticas claras en materia cambiaría como esperar que creen una moneda virtual apetecible para los inversores y otra pregunta que se genera, ¿A quién se le encargará la programación de un sistema que se pueda considerar inviolable?

Compartir
Economista con 7 años de experiencia en Manejo y Análisis de Estadísticas, de Indicadores Financieros y Económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here