Los 12 temas de la economía digital [1]

Fotografía: Tyrone Siu / REUTERS

Para entender el valor de la Economía Digital, debemos explorar sus denominados “12 temas”, los cuales Tapscott establece en su libro “Economía Digital: Promesas y peligros en la era de la inteligencia en red” (1995), como los factores que convierten lo “Digital” en el centro de la nueva economía.

1. Conocimiento

Tal como Drucker, Bell, Machlup, Porat y Stein señalaran, la tecnología de la información posibilita la generación de una economía basada en el conocimiento, donde el surgimiento de la inteligencia artificial y otras tecnologías del conocimiento, son finalmente creados por seres humanos, por los “trabajadores del conocimiento” y por los ahora también “consumidores de conocimiento”. Es aquí donde la visión de Stein sobre la importancia de la formación profesional, cobra especial valor, porque tanto el conocimiento como la información están reformando no sólo las industrias de servicios, sino también la industria de la fabricación, los modelos generales de desarrollo, las estructuras laborales, nacionales y regionales, y la posición de algunas naciones en la geopolítica mundial.

Este nuevo escenario exige poner el acento en el proceso integral de formación básica, técnica y profesional, que se ha venido aplicando en nuestros países desde los comienzos de la Era de la Discontinuidad o Cuarta Revolución Industrial, es decir, la década de los años 60 del siglo XX. Y es que la nueva economía requiere del desarrollo de “competencias digitales” en los individuos, porque son el centro para el impulso de la innovación en nuestros colegios, liceos, tecnológicos y universidades (pre y postgrado), que todavía siguen formando bajo un enfoque industrial, a personas que deben transformarse en “trabajadores de conocimiento” en una Economía Digital, lo que supone un cambio no solo en los contenidos a impartir, sino también en la manera de hacerlo, porque en la actualidad tenemos docentes “analógicos” y estudiantes “digitales”, en ambientes académicos con resistencia al cambio.

2. Digitalización

Podemos entender a la digitalización como el proceso que permite transformar data e información (texto, imágenes, sonido, etc) en bytes, posibilitando su compresión, almacenamiento, envío y uso, a través de la web o unidades de almacenamiento y dispositivos (pc, laptop, smartphones, tablets, kindle, etc.), incrementando la cantidad de “data” disponible y llevándonos a un mundo digital donde la mayoría de la información disponible ahora se encuentra online, los 365 días del año, los 7 días de la semana, las 24 horas del día.

La digitalización del conocimiento y de la información ha permitido la creación de invaluables bases de datos que registran nuestra historia, transformando a las bibliotecas en “centros de documentación”, y luego en “centros de documentación e investigación digital”, poniendo al alcance de casi cualquier persona una vasta cantidad de hechos, experiencias y eventos registrados a nivel planetario, como jamás lo hubiésemos imaginado. De igual manera, este proceso también nos ha permitido generar enormes cantidades de datos en tiempo real, propiciando un universo de información que conocemos hoy como “big data”, un conjunto de datos desestructurados que esconden patrones muy útiles para interpretar el comportamiento de las personas, empresas y gobiernos en sociedad, modificando nuestra concepción de los análisis de datos e interpretación de la realidad.

3. Virtualización

En esta nueva economía la gran cantidad de data digitalizada, no posee características corpóreas, es decir, no la podemos captar en su estado original con nuestro sentido del tacto, porque si bien existe y la usamos de diversas formas, su principal rasgo es que es “virtual”. Y no solo la data lo es, sino que también muchos procesos cotidianos ahora lo son, esto es, operaciones bancarias, formación online, compra y venta de bienes y servicios, actividades de ocio, etc.; son virtuales, porque podemos desarrollarlas o disfrutar de ellas sin necesariamente estar presentes, a través de plataformas tecnológicas interconectadas en la distancia, estableciendo conexiones síncronas o asíncronas con personas o máquinas programadas para interactuar inteligentemente con nosotros.

La virtualización está acortando distancias, ampliando posibilidades y abriendo una puerta a un mundo de cambios acelerados en los usos y costumbres de las personas a nivel global. Se ha vuelto indispensable en el desarrollo de los medios masivos de información digital, así como de la actividad comercial y financiera, afectando en términos de Machlup y Porat, las economías de las naciones en su PIB y generación de ingresos. Tanto es así, que se ha transformado en el elemento diferenciador de los modelos de negocio 2.0, que funcionan en ambientes colaborativos bajo estructuras de plataformas, con grandes economías de escala, costos fijos casi inexistentes y retornos de inversión elevados a corto plazo.

4. Molecularización / Customización

En la Cuarta Revolución Industrial el tiempo y los costos que implica adquirir la información necesaria para emprender la producción de bienes y servicios, es lo que convierte a un mercado perfecto en una entelequia. Esto es así porque la información asimétrica y el acceso a la misma, obligan a las empresas a trabajar en red, de manera colaborativa, y es por esta razón que el economista y premio nobel 1991 Ronald Coase, destacó la importancia de los costos de transacción y los derechos de propiedad, para la estructura institucional y el funcionamiento de la economía, los cuales expuso en sus artículos: “La naturaleza de la empresa” (1937) y “El problema del costo social” (1960), donde se cuestionaba la razón de existencia de las firmas (empresas).

En la nueva economía, las empresas tienen cada vez más una estructura molecular fundamentada en el individuo, es decir, el trabajador del conocimiento, quien funciona como una unidad de negocios, motivado, autodidacta, con espíritu, con poder y con el sentido de cooperación a través de nuevas herramientas tecnológicas, por medio de las cuales aplica su conocimiento y creatividad para crear valor, con el uso de nuevas metodologías que le permite trabajar en equipo, con base en objetivos predefinidos.

Compartir
Economista. Especialsta en Finanzas de Empresas UCV. MSc. en Gerencia Empresarial UCV. Candidato a Doctor en Gerencia UCV. Docente-Investigador de la UCAB/IESA/UAH/UNESR. Desarrollando la línea de investigación de Economía Digital.