¿Qué es el PIB?

Fotografía: shutterstock.com

Existen varios elementos que son importantes para evaluar la economía de un país, uno de ellos es el Producto interno bruto (PIB). A continuación está explicado de manera sencilla el PIB y el PIB per cápita.

¿Qué es el PIB?

El PIB es un indicador que mide en conjunto el consumo, inversión, gasto del gobierno, importaciones y exportaciones; podemos definirlo como la suma de los bienes y servicios finales que produce un país en un período de tiempo específico, generalmente en trimestres o en un año.

Cuando hablamos de bienes y servicios tomamos en cuenta el alimento, vestido, supermercados, casas, autos, seguridad, etc.

Es un factor importante ya que es un indicador de desarrollo en muchos ámbitos como la educación, seguridad, infraestructura, salud, el gobierno o los impuestos.

Asimismo, es un elemento que los inversores extranjeros toman en cuenta para decidir en qué sitio inyectar su capital. El PIB es una manera de evaluar la actividad económica de un  país.

El riesgo de que el producto interno bruto tenga una variación debajo de la inflación es que repercute en los salarios de los trabajadores, generando un deterioro en la calidad de vida. Asimismo las producciones de las empresas no crecerían y dificultaría la creación de nuevas empresas.

¿Qué es el PIB per cápita?

El término latino “Per cápita” quiere decir “por cabeza”. Cuando hablamos del PIB per cápita nos referimos a la relación que hay entre los ingresos que posee un país y cada uno de sus habitantes; para obtener esto se divide el producto interno bruto entre la población total del país.

El producto interno bruto per cápita se ve afectado por varios factores, entre ellos se encuentra el aumento desproporcionado de la población, los niveles de producción, el aumento de valor de bienes, productos y servicios, etc.

Importancia del PIB per cápita

Es uno de los factores que se toma en cuenta para determinar el crecimiento económico durante un determinado período. En teoría busca reflejar el promedio de ingresos según el número de habitantes.

Sin embargo, como es un promedio, no permite visualizar claramente cómo la riqueza se reparte entre los habitantes de un país, es decir, las desigualdades económicas no se evidencian, por lo que podemos decir que no es un indicador viable para medir la distribución de la riqueza sino para la totalidad de ingresos.

Además, el PIB per cápita no posee una información precisa sobre el nivel de educación o salud que son vitales a la hora de evaluar la distribución de la riqueza.

Leer: Los países más felices del mundo 2019


ProEconomía es un medio digital independiente que se mantiene activo gracias a las donaciones sus colaboradores y lectores.

El proceso tarda unos 30 segundos. Y hace toda la diferencia.