Negocio bancario en Hiperinflación

negocio bancario en hiperinflación
Fotografía: Yuleixy Navas

En términos generales podemos establecer que la banca en cualquier entorno es un negocio de volumen y no de precios(tasas de interés). Originalmente los bancos sólo ofrecían custodia del dinero de las personas cobrando una comisión por ello, pero con el tiempo, los banqueros se dieron cuenta que podían usar esos depósitos en custodia para otorgar préstamos y obtener rendimientos sobre ellos, con el pasar de los siglos (sí, siglos) la banca fue evolucionando hasta tener hoy en día una infinidad de productos para todos los gustos y colores como se dice popularmente, a los cuales las personas y empresas pueden acceder.

¿Por qué antes se mencionó que la banca es un negocio de volumen?

La respuesta se puede simplificar de la siguiente manera: a altos precios de los préstamos (tasas de interés) no habrá incentivo para los clientes a solicitar nuevos préstamos o renegociar los existentes, claro, todo esto es en condiciones normales donde las tasas de interés anuales superan la tasa anual de inflación, por ende el banco genera más rendimientos si otorga más préstamos con mayores montos, la banca es básicamente una industria con unas economías de escala muy marcadas, pero el panorama en hiperinflación no cambia mucho.

¿Cómo se evalúa un banco en Hiperinflación?

No es una respuesta fácil, incluso no hay mucha literatura al respecto, generalmente en los libros cuando se habla sobre el tema, solo se explican sus causas y efectos en la economía real, sin tomar en cuenta todos los componentes del sistema financiero que de por sí son fundamentales en la economía, ya que él mismo es el “cerebro” que distribuye el dinero de los ahorristas, lo pone a trabajar y a generar rendimientos en proyectos de inversión que producen en la economía real y por ende componen el PIB de un país.

Con todo lo mencionado anteriormente a continuación se muestra una serie de datos a tomar en cuenta en la gerencia bancaria durante episodios hiperinflacionarios.

  • Si las captaciones crecen a una tasa superior que la masa monetaria es un indicador positivo, porque los clientes del sistema prefieren depositar su dinero en el banco, ya sea porque hay confianza en el o está tomando una política de promoción agresiva.
  • Una vez se vea que las captaciones crecieron sobre la masa monetaria esto le dará margen al banco para poder otorgar más créditos, y así mejorar el volumen de negocios.
  • Los bancos van a tratar de reducir al mínimo los gastos financieros y de transformación, por ende van a eliminar “excesos” de tarjetas de crédito, reducirán el tamaño de la nómina y los productos “caros” como cuentas de ahorro y depósitos a plazo.
  • La banca preferirá otorgar el grueso de los créditos a las grandes empresas, ya que éstas poseen mayor capacidad de pago que las personas naturales y manejan un gran volumen de negocios. A demás que las grandes empresas(depende del entorno)  no tienen el riesgo de irse del país fácilmente sin pagar los préstamos como lo podrían hacer las personas naturales.
  • Con respecto a la nómina, como se mencionó anteriormente, los bancos van a tratar de reducir la misma al mínimo, pero podrán aumentar los beneficios laborales de aquellos empleados que se mantengan en la misma. Entrar al mercado laboral bancario se convertirá en un campo muy competitivo por el entorno adverso en el cual se estará viviendo.
  • La banca no estará pendiente de expresar sus cuentas contables en moneda dura ya que será un sinsentido, los préstamos y captaciones se realizarán en moneda local, en este caso Bolívares soberanos. Los bancos estarán más pendientes de los indicadores de gestión como el ROA, ROE, solvencia e intermediación ya que así ellos podrán medir de mejor manera cómo está siendo administrado el banco.
  • Hay dos enfoques que podrán tomar los bancos con respecto a cómo aumentar sus captaciones, uno será buscar que las pocas grandes empresas depositen en el banco y lo segundo será que muchas Pymes depositen en el mismo.
  • La banca tratará de disminuir el tiempo de pago de los préstamos como sea, porque para ellos es mejor otorgar préstamos al 36% pagaderos en un mes que 40% pagaderos en 32 meses, así que se otorgarán créditos que muy probablemente sean a corto plazo.

Así, con todo lo expuesto anteriormente el consumidor se puede hacer una idea de que esperar de la banca durante este periodo hiperinflacionario, unas recomendaciones para las personas naturales son las siguientes: siempre paguen sus TDC y traten de conseguir todo el financiamiento que puedan por cualquier canal que encuentren en sus bancos, si van a abrir una cuenta es recomendable  abran una cuenta corriente no pagadera de intereses ya que la misma no le genera costos mayores a la banca y no le pondrán muchas trabas al hacerlo, cómo si pudiese ser el caso de que quisieran abrir una cuenta de ahorros.


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores y colaboradores.