Las 10 principales consecuencias de la inflación Bolivariana

10 Consecuencias de la inflación venezolana

La inflación es, siempre y en cualquier lugar, un fenómeno netamente monetario.

Milton Friedman, Premio Nobel de Economía 1976

El ya considerado error del pasado ha reaparecido en Venezuela, y como responsable único se debe adjudicar a la creación de dinero inorgánico, es decir dinero sin respaldo monetario real.  El peor de los males que ha trastocado la estabilidad de los pueblos en la historia, hoy en día para desgracia nuestra, estamos teniendo el infortunio de padecerla, y con ella sus terribles consecuencias.

La inflación es esencialmente un incremento en la emisión de dinero, mayor al  aumento en la producción de bienes y servicios. Siendo ese dinero utilizado por el gobierno para cubrir su déficit presupuestario o para aumentar sus gastos populistas. Mientras el gobierno mantenga encendida la impresora de dinero, sin que este tenga un verdadero respaldo, habrá inflación. 

En ese sentido, cuando principios económicos tan básicos como éste son violados, las sociedades no pueden progresar pues se violan características esenciales de la misma naturaleza, de tal manera que no debe sorprendernos que el fenómeno inflacionario esté afectando a Venezuela y a los venezolanos de una forma tan dantesca. 

Este mal es y debería ser percibido por todos como el enemigo económico número uno de las clases de bajos recursos pues ellas son precisamente las clases más afectadas por la presión inflacionaria. La inflación es un impuesto sobre el ahorro y el salario de los ciudadanos, es decir mientras más emite dinero el gobierno los ahorros y los salarios pierden valor. Las consecuencias de la inflación van desde destruir el patrimonio de los pobres hasta generar inestabilidades sociales que pueden terminar en golpes de Estado. A continuación mostraré las 10 principales consecuencias de la inflación de acuerdo a Luis Pazos:

1 Perjudica principalmente a los trabajadores. El salario, que reciben en dinero, significa para muchos de ellos la mayor parte o su único patrimonio.
2 Empobrece a quienes reciben un ingreso fijo o que no varía al mismo ritmo que los precios.
3 Destruye paulatinamente la tendencia al ahorro. La inflación achica los ahorros reales y obliga a la población a no ahorrar en dinero sino en bienes materiales, que se deprecian menos.
4 Cambia de manos la riqueza. La aprovechan los gobernantes que imprimen el dinero. Toma el ahorro de la clase media y asalariada e impide que los pobres salgan de la pobreza.
5 Agranda las diferencias entre los sectores sociales y crea resentimientos. Debilita a la clase media.
6 Distorsiona el cálculo económico. Impide calcular los costos reales y planificar proyectos a largo plazo.
7 Provoca la devaluación de la moneda nacional con relación a la de los países con monedas fuertes y con menor inflación.
8 Propicia la fuga de capitales hacia países con mayor estabilidad económica y monedas fuertes. ¡No hay nada más miedoso que un millón de dólares!
9 Vuelve impopulares a largo plazo a los gobernantes que, a través de la emisión de dinero y mayor gasto, buscaron la popularidad a corto plazo.
10 Genera desórdenes sociales, que pueden desencadenar guerras civiles, revoluciones o golpes de Estado.

 

Las consecuencias mencionadas anteriormente representan el espejo de lo que hoy en día se está viviendo en la Venezuela Bolivariana, a diario nos tropezamos o convivimos con una o varias de estas características. Perplejos y atemorizados hemos quedado ante tan infame política inflacionaria impuesta por el actual gobierno, cuyo abuso hacia nuestra moneda ha destruido el valor del bolívar, el cual ha caído exponencialmente frente al dólar como moneda de referencia durante los últimos años.

Es importante resaltar que los ingresos han disminuido, los ahorros han mermado y según las últimas encuestas, los niveles de pobreza no solo han crecido rápidamente sino que además han aumentado las diferencias económicas entre ricos y pobres. El resultado ha sido que la clase media esté siendo “estrangulada”. Se podría decir que la antigua clase media se está convirtiendo en una “media clase”. Ahora en lugar de “nuevos ricos” tenemos “nuevos pobres”.

Algunas personas después de leer este artículo quizás se preguntarán ¿Si el responsable de la inflación es la excesiva impresión de dinero inorgánico, porque no encontramos billetes?  Esta pregunta trataremos de dilucidar en la próxima entrega en el artículo titulado Hiperinflación digital en Venezuela.


ProEconomía es un medio digital independiente que se mantiene activo gracias a las donaciones sus colaboradores y lectores.

El proceso tarda unos 30 segundos. Y hace toda la diferencia.