Internet gana terreno a la hora de buscar casa en Guatemala

El sector inmobiliario no está pasando por su mejor momento en Guatemala, y en todo el mundo. Tras un 2020 y un 2021 que no está empezando con buen pie, los negocios dedicados a la venta y/o alquiler de inmuebles están teniendo que amoldarse a un clima que no pone facilidades de ninguna manera.

Inquilinos que no pueden pagar el alquiler, un notable descenso en el interés por comprar viviendas y hasta empresas que descubren que pueden seguir funcionando sin oficinas. No es el marco más idóneo, aunque está viniendo acompañado de nuevas propuestas que le están ayudando a mantenerse.

Y es que, en tiempos de teletrabajo y de redes sociales, los interesados en acceder a una vivienda se están decantando mucho más por hacerlo a través de internet. Una situación que está impulsando a las inmobiliarias y portales especializados a diversificar su propuesta digital.

Digitalización es el concepto exacto que enmarca todo esto, y uno que habla de un proceso que se está acelerando más que nunca. Todo el sector inmobiliario de Guatemala mira ahora a las tres uves dobles para seguir avanzando en estos tiempos tan complicados, tanto para las empresas como para los clientes.

¿Por qué se acude más a internet cuando se busca una compra o alquiler de vivienda en Guatemala?

Hay varios factores que empujan a esto, aunque el primero resulta obvio. Viendo lo que hacen portales web como listacasas.com, queda patente el gran motivo por el que se acude tanto a internet para buscar un inmueble: las facilidades.

Una persona que esté buscando un apartamento o una casa, sea para alquilar o para comprar, encuentra en la red páginas que se encargan de ofrecer enormes abanicos de opciones. El usuario solo tiene que entrar y, a golpe de dedo, se topa con toneladas de propuestas diferentes.

La comodidad prima en las soluciones digitales modernas, es un hecho que además se refuerza cuando se mira a cómo el sector inmobiliario se amolda a ellas. Los portales de casas y pisos permiten a sus visitantes filtrar por ciudades, por precios, por tipos de inmuebles y por muchas opciones más.

Una gran disponibilidad que se lleva en el bolsillo gracias a los smartphones. Los teléfonos móviles nos acompañan en el día a día, y su capacidad para conectarnos a internet ha sido otro de los grandes alicientes de este recurso en internet.

La situación pandémica, un factor de peso

Es innegable que el mundo ha cambiado a raíz de la pandemia. Los gobiernos han impuesto numerosas restricciones de movilidad en diferentes países que han impedido hacer cosas tan habituales como acercarse a ver una casa.

Con este panorama, y con ese miedo latente en la sociedad a contagiarse del virus, la población poco a poco se ha ido volcando más hacia los dispositivos smart e internet. La tormenta perfecta de la digitalización, que ya llevaba años instaurándose en numerosos frentes de nuestro día a día.

A día de hoy, más de la mitad de la población mundial está conectada a internet, y se prevé que la cifra se haya disparado a consecuencia del virus. Más usuarios, más personas y, consecuentemente, más tráfico en portales inmobiliarios online.

Poco a poco se está realizando una transición hacia lo digital que se acelera dado el contexto actual. El sector inmobiliario es uno de los que más ha notado esta evolución, aprovechando mecanismos como la realidad virtual para ofrecer vistazos en profundidad a los inmuebles.

Soluciones con las que poder ayudar a quienes buscan una nueva casa en la que vivir, como también a los que piensan en un futuro más allá. La inversión en vivienda puede ser una buena forma de garantizar un mayor retorno económico una vez la situación económica se estabilice en Guatemala. Una vez la pandemia concluya.

¿Cómo evolucionarán las ventas y alquileres en Guatemala?

De hecho, esta situación ya está marcando el futuro inmobiliario de Guatemala. Diferentes estudios de mercado ya señalan que, aunque estamos en una fase bastante dura a nivel económico en todo el mundo, el sector se va a recuperar en el corto-medio plazo.

Los especialistas prevén que, dentro de un escenario optimista, la recuperación económica se pueda contemplar en un plazo máximo de 9 meses una vez concluya la pandemia. Se tardará en ver los efectos con claridad, aunque se espera un escenario mucho mejor que el vivido en diciembre de 2020.

En dicho periodo del año pasado, las ventas de vivienda en Guatemala alcanzaron una facturación entre el 40 y el 45% de la conseguida en febrero del mismo año, antes de que explotara la pandemia. De cara a finales de 2021, se prevé una subida, aunque los efectos reales no serán totalmente palpables hasta bien entrado 2022.

En ese sentido, destaca el hecho de que las soluciones digitales jugarán un papel clave, como ya lo están haciendo. Servirán a los vendedores y arrendadores dar visibilidad a los inmuebles para seguir generando ingresos con las ventas y alquileres en Guatemala. El camino será lento, pero poco a poco mejorará.


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores.