¿Por qué Venezuela vive esta “tragedia”?

Una mujer muestra un paquete de harina fuera de un supermercado mientras gritan consignas sobre la escasez de alimentos en Caracas, Venezuela, 11 de junio de 2016. Foto: Ivan Alvarado / REUTERS.

Ante la brutal crisis que vive Venezuela, sería interesante analizar que ha causado una de las mayores crisis económicas de la historia del país y de Latinoamérica, sobre todo, para que no volvamos a cometer errores como estos. Sin ánimos de hacer el articulo muy extenso, voy a exponer solo dos causas, que personalmente considero que provocan algunas de las anomalías económicas más importantes y para exponer que lo que vive Venezuela es un problema económico

Emisión de dinero inorgánico.

La causa de lo que hace a los venezolanos sean más pobres es la emisión del BCV para financiar el populismo, que además de ser inconstitucional, es perjudicial para la economía venezolana. Aumento de salarios mínimos, misiones como “misión barrio adentro”, “misión vivienda”, creación de móviles como el denominado “vergatario”, regalos y todo tipo de populismo por parte del gobierno, en su mayoría financiado por la impresora del Banco central de Venezuela. Sinceramente, todavía no he visto aún ninguna administración cuyas empresas no incurran pérdidas. En este sentido, esta emisión se ve reflejada en la alta inflación que vive el país, junto a la disminución de bienes en circulación por culpa de imposición de precios.

Fuente: Bloomberg.

Restricciones de precios.

Mucho se habla del desabastecimiento de productos que hay Venezuela, sobre todo, los más básicos. La imposición de precios hace que los empresarios tengan que vender sus productos por debajo del coste de producción lo que ocasiona que los empresarios tengan que incurrir en pérdidas. En este caso, ¿Qué harán los empresarios? Simplemente dejan de producir o disminuyen la producción ¿Recuerdan la ley de precios justos? Pues lo mismo. Digna de un gobierno que favorece el populismo que acabo con muchos enfrentamientos por obtener productos regulados, y que en algunos sectores no se volvieron a ver productos nuevamente.

Con esto se evidencia el mito del gobierno, de decir que las empresas son las que acaparan, desde un punto lógico ¿Qué empresa quiere producir a perdidas? Ninguna, por consiguiente, este tipo de políticas conllevara a la aparición de los llamados “bachaqueros” y mercados negros de estos productos regulados por el Estado.

De aquí el descontento de todas las clases sociales, que se ven afectadas por todo tipo de escasez de productos ya sea medicinas, alimentos y productos de primera necesidad. Estos causantes, han llevado el problema mucho mas allá, al punto que la sociedad puede estar inmersa en una emergencia que necesita ser solventada, con un modelo económico que permita la libertad de los agentes en todos los sectores de la economía.

En conclusión, la crisis venezolana es consecuencia de una gestión nefasta, donde el modelo económico de planificación central, que ha hecho que los individuos se empobrezcan y se vean sumergidos en una sociedad con grandes baches sociales, esto sin haber hablado de las restricciones cambiarías, sector exterior y complicaciones del sector empresarial, al final, el gobierno del “socialismo del siglo XXI” no es tan social como hace verse.


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores y colaboradores.



Compartir
Estudiante de Economía, Universidad Autónoma de Madrid. Asesor independiente, especializado en la planificación estratégica y financiera.