Uber, el próximo unicornio de Wall Street

Para ver criaturas fantásticas no es necesario ver una secuela de Harry Potter, basta sólo ir en la búsqueda de empresas “Unicornio” en Sillicon Valley, San Francisco, o dar una ojeada a la ola de empresas tecnológicas que están desembarcando en Wall Street.

El término Unicornio se otorga a las empresas emergentes (startup) que, en poco tiempo, a través del uso intensivo de sus maquinarias tecnológicas alcanzan un valor de un millardo de dólares en el proceso de levantamiento de capital. Como los unicornios, estas empresas parecían mitológicas o fantásticas; raras de ver. Similarmente a la secuela de Harry Potter, estas “criaturas” parecen haber salido de un portafolio, volando hacia un futuro sin límites de margen de crecimiento.

Uber Technologies Inc. es el nombre de la empresa privada que opera como una plataforma tecnológica para la movilidad de personas y artículos como comida, entre otras cosas (Uber Eats). Uber planea volverse pública el día 10 de mayo de 2019, ofreciendo acciones al mercado en la New York Stock Exchange (NYSE) de Wall Street. Dicho proceso es mejor conocido como IPO (Initial Public Offering).

El salto de Uber a Wall Street representará uno de los más grandes y esperados IPOs de la historia, donde prevé captar $9 millardos a través de la venta de 180.000.000 de acciones, a un precio que rondaría los $44-$50/acción. A ese precio, el valor de mercado (VM) de la empresa Uber (VM=N. de acciones*precio de la acción), se ubicaría en el rango $80.5-$91.5 millardos. Tal operación se colocaría sólo detrás de colosos que incluyen Alibaba en 2014 ($24.8 millardos), General Motors en 2010 ($20.1 millardos), Visa en 2008 ($17.9 millardos), Facebook en 2012 ($16 millardos), entre otros. Tomando en cuenta sólo el sector tecnológico, se colocaría como la segunda mayor en Estados Unidos.

Es claro que tales montos que una empresa llega a recaudar son determinados por la demanda, la oferta y la confianza de los inversores. Suena más simple de lo que parece, porque cuando nos preguntamos ¿qué debe hacer una empresa para generar confianza? las respuestas pueden ser algunas inmediatas, mientras otras no tanto. A este punto, las empresas deben hacer públicos sus datos de estados financieros, junto a objetivos puntuales de corto y largo período, de modo de volver su empresa apetitosa para el inversor. Tales datos y documentos deben ser lo más transparente posible y estar sujetos a estrictas regulaciones.

¿Qué tan grande es Uber?

Arrojemos algunos números: las actividades de Uber tanto a nivel de negocios como a nivel geográfico (65 países) son destacables. En el último trimestre del 2018 (4Q18), Uber contó con 3.9 millones de conductores, 1.5 millardos de viajes de clientes y un tiempo promedio de espera al conductor de 5 minutos. La empresa cuenta con una cuota de mercado del 70%. Su máximo competidor, Lyft, captura casi el resto del mercado, pero más adelante hablaremos de esta.

¿Y cuánto dinero genera Uber?

Los resultados que presentan algunas compañías start-up de Sillicon Valley, tienen ciertas características en su modelo de negocio que hacen saltar dudas en algunos inversores y analistas. Y es que estas empresas Unicornio generan grandes pérdidas netas, producto de un gran desembolso de dinero para capturar mayores cuotas de mercado a todo costo (estrategia conocida como Winner takes all).

En 2018, a pesar de que Uber reportó un crecimiento aproximado del 42% en sus ingresos brutos por actividad ($11,3 millardos), al sumar los costos, impuestos, depreciaciones, etc., obtuvo una Pérdida Neta Ajustada de $1,8 millardos. El pasado viernes 27 de abril de 2019, Uber publicó sus resultados del 1er trimestre (1Q19), indicando un ingreso por actividad de $3,07 millardos y, de nuevo, una pérdida de $1 millardo.

¿Por qué se cotiza si genera pérdidas?

Los procesos de IPO, a través de los cuales las empresas venden sus acciones al público, “ayudan a las empresas en gran crecimiento para obtener más dinero, mientras que las compañías más establecidas pueden usarlos para permitir que los propietarios se hagan de una parte o de toda su propiedad mediante la venta de sus acciones al público”, explica una analista de Tecnología Financiera.

En particular, las start-up que generan pérdidas, como Uber, establecen que en el largo período comenzarán a ver resultados positivos, cosa que puede atraer a los inversores a comprar acciones, mientras que otros pueden ver dichos objetivos con cierta suspicacia. Al final, todo depende de cómo el mercado vea tu empresa.

La empresa Lyft, mayor competencia de Uber, realizó un debut eufórico en Bolsa el 29 de marzo de 2019. Y es que el precio de su acción durante el primer día llegó a aumentar 20%. Sin embargo, a partir de ese momento su precio no ha hecho sino caer, y a la fecha del viernes 26 de abril, su precio es -20% del precio inicial de IPO. Similarmente, Lyft reportó pérdidas netas de $900 millones en 2018.

Otros unicornios tecnológicos presentan condiciones similares. The Economist, en su artículo The trouble with tech unicorns, sostiene que una docena de unicornios cotizados (o es probable que se coticen) han registrado pérdidas combinadas de $14 millardos en 2018, mientras sus pérdidas acumuladas llegan a $47 millardos.

Debido al mercado en el cual operan es muy competitivo, los managers de dichas empresas no ven con simpatía una reducción de los altos costos de marketing, por miedo a perder clientes. Además, agrega, que las fuerzas externas ejercerán presión; “la primera generación de empresas [unicornios] no afrontó grandes regulaciones, de modo que pudieran cobrar un cargo primero y pedir perdón más tarde. Airbnb [la plataforma online para viajeros] esquivó impuestos en hoteles, Uber condujo a través de regulaciones sobre licencias de taxi”. Hoy en día las regulaciones sobre actividades digitales están en pleno desarrollo.

Otras empresas tecnológicas presentan problemas estructurales diversos: Según Wall Street Journal, Tesla Reports Loss, as Elon Musk Talks of Raising Capital, la compañía de vehículos eléctricos guiada por Elon Musk, está evaluando aumentar su capital a través de la emisión de nuevas acciones, ya que para sostener los costos de producción del Modelo 3 ubicados en $35.000 (vs precio: $42.900) recurre a casi $8.000 en créditos/auto. El mayor desafío de Tesla es reducir el costo de la batería de los autos eléctricos ya que representan casi el 40% del costo total.

Conclusión

A raíz de todo lo mencionado, las estimaciones del valor de mercado (VM) de Uber (igual al número de acciones por el precio unitario de la acción) han sido revisadas a la baja, comenzando con VM inicial de $120 Millardos, pasando a $100 millardos, hasta colocarse en la última valoración que se ubica en el rango $80.5-$91.5 millardos.

Ahora, es justo resaltar algunos puntos clave:

(1) Una empresa que genere pérdidas no significa que vaya a quebrar, siempre y cuando cuente con un sólido plan industrial en el cual prevé que sus robustas inversiones generen altos rendimientos en el medio-largo período. Por otra parte, no todas las inversiones que se estiman puedan generar altos rendimientos, lo hagan efectivamente; (2) Si bien es crucial la performance de una empresa en Bolsa, una caída de su precio no necesariamente implica una quiebra inminente. NO NECESARIAMENTE; (3) Según The Economist, nada de esto significa que estas empresas tienen un “mal” modelo de negocios, sino que las hace ver muy costosas. Además, su modelo de negocios debe ser repensado, pasando de ser “explosivo” a ser “sustentable”.

¿Nos encontramos frente a una potencial burbuja?


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores y colaboradores.