Ranking peores casos de hiperinflación en la historia y sus soluciones

Fotografia: pixabay

En la historia han existido países con altos niveles de inflación, los mismos que han superado múltiples crisis económicas. Aunque actualmente, Venezuela encabeza la lista de la inflación más alta del mundo, si hacemos una revisión retrospectiva podríamos estudiar los casos de otros ejemplos que han sabido sobrellevar la hiperinflación.

A continuación presentamos la lista de los 5 países con las mayores hiperinflaciones de la historia y cómo salieron de ésta:

5) Grecia:

Para el año 1944 el país sufrió una hiperinflación de una tasa diaria del 18%, es decir, que los precios subían al doble cada 4 días. Llegaron a tener una infación mensual de 13.800%, la cual se le atrivuye a la II Guerra Mundial, acontecimiento que también ocasionó crisis económicas en otros países del continente Europeo.

Aunque Grecia tardó un largo período para recuperar su economía, lo realizó con medidas como la implementación de una nueva moneda, una reforma fiscal y diferentes préstamos que impulsaron sus actividades comerciales internas y externas.

4)Alemania:

El récord de Alemania fue de una tasa de inflación diaria de 21%, duplicando precios cada 3 días y 17 horas aproximadamente, todo esto para 1923 estando esta época caracterizada por los estragos de la I Guerra Mundial, quedando en específico el mencionado país como uno de los más afectados. A consecuencia, se llegó al tope de casi 30.000% de inflación mensual.

Alemania logró recuperar su economía comenzando cerca de los años 30, gracias a varios programas aplicados como antecedente al gran milagro económico alemán que concluyó con la implementación del Plan Marshall en el período de las posguerra.

Fotografía: pixabay

3)Yugoslavia:

Además de desarrollarse de forma muy rápida, la hiperinflación en Yugoslavia alcanzó la cifra de 65% de tasa diaria de aumento, doblando los precios de la nación cada 34 horas. Todo esto, ocurrió a principios de la década de los 90, consecuencia de la crisis política, económica y guerras que comenzaron 10 años antes en el país, ocasionando un gasto público exagerado y altos niveles de corrupción. Para el año de 1994 la inflación en Yugoslavia llegó a generar un aumento mensual de los precios de 313.000.000% al mes, llegándose a introducir un billete de 500 mil millones de dinares.

Similar al ejemplo de otros países, en Yugoslavia se implementó una nueva moneda para el reestablecimiento de una economía próspera, cosa que con los años se logró con el dinar.

Fotografía: pixabay

2) Zimbabue:

El caso más reciente de la lista, dado desde el año 2008 es el de éste país africano, en donde la tasa inflacionaria alcanzó casi el 100% por día y los precios eran duplicados cada 25 horas. Entre las razones de este caso de hiperinflación se encuentran el fracaso de la reforma agrícola, la Guerra del Congo y algunas sanciones impuestas, llevando a la nación a un caos económico rotundo que desembocó en una tasa de inflación mensual de 79.000.000.000%, un número casi imposible de imaginar para los economistas y mucho más difícil de vivir para la población que sufrió sus consecuencias, la hiperinflación era tal que se llegó a necesitar un billete de 100 millones de millones.

Para contrarrestrar esta situación, en Zimbabue se dejó de usar la devaluada moneda nacional en el 2009 para dar paso al dólar estadounidense y la moneda sudafricana, logrando así con los años estabilizar en gran medida las tasas de inflación.

Fotografía: pixabay

1) Hungría

El país que ocupa el primer lugar y el caso de hiperinflación más grave de la historia hasta la fecha es el de Hungría, ocurrido desde mediados de 1945 extendiéndose hasta julio de 1946. El pengo, que era la moneda nacional en ese entonces, era devaluado tan rápidamente que los precios aumentaban al doble cada 15 horas, totalizando una inflación por día de 207%.

Como dato curioso, en el punto más alto de la hiperinflación se alcanzó la cifra de 41.900.000.000.000.000%, un número tan alto que es de dificil comprensión lectora. Cada día, los billetes Húngaros se devaluaban a la mitad cada noche, llevando a las autoridades a crear el billete de 100 trillones de pengos.

Para superar esta crisis, fue necesaria la introducción de una nueva moneda, el farint, acompañado de un programa de estabilización radical.

 


ProEconomía es un medio digital independiente que se mantiene activo gracias a las donaciones sus colaboradores y lectores.

El proceso tarda unos 30 segundos. Y hace toda la diferencia.