¿Qué es una ICO?

ICO significa «oferta inicial de monedas» o en inglés Inicial Coin Offer, y se refiere a la creación y venta de tokens digitales. En una ICO, un proyecto crea una cierta cantidad de tokens digitales y los vende al público, comúnmente a cambio de otras criptomonedas como Bitcoin o Ethereum.

Generalmente, el público podría estar interesado en los tokens que se ofrecen por una o por las dos razones que se presentan a continuación:

1) Porque el token tiene un beneficio inherente, es decir,  le otorga al titular acceso a un servicio, un voto en un resultado o una participación en las ganancias de un proyecto.

2) Porque el beneficio se incrementará en la demanda de la criptomoneda, lo que elevará el precio de mercado del token posteriormente.

Los token de las ICO, especialmente las de ventas exitosas, aparecen en las bolsas, donde los compradores iniciales pueden vender su participación y los nuevos compradores pueden ingresar en cualquier momento al juego.

Tal cual un tipo de crowdfunding digital, las ventas de tokens dan cabida a las nuevas empresas no sólo recaudar fondos sin renunciar a la equidad, sino que además pueden iniciar la adopción de la criptomoneda  incentivando a su uso por parte de los poseedores de token.

Historia de las ICO

Las primeras ventas de token registradas ocurrieron en el año 2014, cuando siete proyectos lograron recaudar un total de  30 millones de dólares, siendo el más grande de ellos ethereum, que por sí sólo recaudó poco más de la mitad del total del año con la venta de 50 millones de tokens.

Para el año 2015, la dinámica fue más tranquila, pues  siete ventas recaudaron un total de $ 9 millones, siendo el más grande Augur, recaudando un poco más de $ 5 millones.

La actividad de las ICO comenzó a repuntar en el 2016 hasta el día de hoy, cuando 43 ventas, incluidas las de Waves, Iconomi, Golem y Lisk, recaudaron $ 256 millones de dólares. Incluido en ese total la infame venta de tokens en The DAO, siendo éste un fondo de inversión autónomo que tenía como objetivo fomentar el desarrollo del ecosistema etereum al permitir que los inversores voten sobre qué proyectos financiar.

Seguidamente, de que la venta recaudó más de $ 150 millones, un pirata informático extrajo casi $ 60 millones de dólares en ethereum, lo que llevó al colapso instantáneo del proyecto (y una fuerte bifurcación del protocolo ethereum).

Mientras tanto, continuarán surgiendo nuevos tipos de modelos de negocios, tal y como ocurrió con las ICO impulsados ​​por un nuevo sistema de financiamiento y una estructura operativa. La infraestructura que soporta las ventas de fichas también seguirá creciendo, con asesores de renombre que se transforman en los «bancos de inversión» del sector, y las nuevas plataformas dedicadas al negocio mejoran cada vez más la experiencia del usuario, permitiendo así la evolución del mercado en cuanto a la compra y venta de ICO.


ProEconomía es un medio digital independiente que se mantiene activo gracias a las donaciones sus colaboradores y lectores.

El proceso tarda unos 30 segundos. Y hace toda la diferencia.



Compartir
Ingeniero entusiasta egresado de la UCLA, apasionado por las nuevas tecnologías y el bienestar social, actualmente CEO de GoPlanet, creador de la plataforma UnosVenezolanos.org, y Editor de ProEconomia.net