Países emprendedores. Una comparativa

210

¿La riqueza de un país está determinada por su know-how? ¿Por sus instituciones? ¿Por su tecnología? Un debate que posiblemente nunca terminará (por la subjetividad), pero creo que todos podríamos afirmar que los países con mayores facilidades de hacer negocio y emprender son más ricos y además tienen menor desigualdad, este articulo intentará resolver la incógnita de si los países ricos dependen de sus emprendedores y empresarios, si quieres conocer un poco sobre el tema de la desigualdad te recomiendo leer este artículo o el informe del Doing Business.

Si hacemos una comparativa, Nueva Zelanda que tiene una renta per cápita mayor a la de España y poco menor a la de Estados Unidos, ha sido por dos años consecutivos el país con mayores facilidades de negocios del mundo por el Banco Mundial (teniendo en cuenta que tiene mucho menos habitantes). Si vemos otro indicador como podría ser Global Entrepreneurship Index, donde los países que tienen una mayor renta per cápita son también algunos de los mejores en cuanto a facilidades para hacer negocio, como por ejemplo Suiza, Canadá o Singapur.

Ahora bien, ¿con esto ya podemos afirmar la hipótesis del comienzo? De momento no, el Banco Mundial elabora sus informes tomando en cuenta muchas variables como acceso a la luz, impuestos, burocracia, entre otras. Sin embargo, creo que la iniciativa emprendedora depende más de una variable cualitativa y son las normas y culturas de un país que hace que sea más emprendedor. Si miramos el gráfico Estados Unidos siempre ha sido un país mucho más emprendedor que Alemania, por ejemplo, además de tener un mercado interno mucho más activo.

La iniciativa emprendedora también cuenta como variable de riqueza aunque no aparezca en ningún agregado macro habitual, por no mencionar la educación emprendedora y las actitudes y cualidades de los empresarios de un país, por ejemplo, México un país con renta per cápita más pobre que otros países está desarrollando un mercado interno con mucho mayor dinamismo que países desarrollado donde sus estructuras de crecimiento depende de otras variables como sus recursos naturales o su intervención estatal.

El PIB per cápita también puede mostrar algunos inconvenientes en su medición, ya que a lo mejor la riqueza de un país en términos nominales puede disfrazar la riqueza real de los ciudadanos, ya que por ejemplo, Singapur puede tener una riqueza real en los hogares de los ciudadanos, que por ejemplo Dinamarca que redistribuye más, pero independientemente de cuanto redistribuyas o no el factor empresarial influye junto las normas y culturas sociales de consumo y emprendimiento.

Finalmente, a priori podríamos ver que si la riqueza no dependerá solo de las facilidades para hacer negocios, que podría tomarse como el entorno institucional, sino valores y normas sociales que fomenten y creen emprendimiento, que sustentando al intercambio de bienes y servicios activo dentro de la economía fomenta aún más la riqueza del país, evidentemente, dependerá de otras variables que posiblemente enunciaremos en un próximo artículo.

Compartir
Estudiante de Economía, Universidad Autónoma de Madrid. Asesor independiente, especializado en la planificación estratégica y financiera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here