Inversión en la bolsa de valores de caracas. ¿Una visión de corto o de largo plazo?

En los últimos años la bolsa de valores en Venezuela ha sido uno de los pocos instrumentos capaces de proteger los capitales contra la hiperinflación, sin embargo, los grandes aumentos porcentuales en los precios de las acciones en el mercado financiero venezolano hacen dudar a muchos inversionistas que se preguntan si en realidad será sostenible esta dinámica. Por lo que en este artículo se explicará cómo podemos establecer un horizonte de inversión en la bolsa de valores y por qué es conveniente permanecer en el mercado actualmente.

Las personas se han preguntado por que justamente la bolsa en Venezuela ha tenido un crecimiento tan importante los últimos años, específicamente desde hace 2-3 años hasta ahora, y esta pregunta se responde  principalmente por el efecto monetario que ha vivido la economía (Mayor cantidad de dinero a manos del público para la misma cantidad de títulos) lo que se traduce en un aumento del precios de las acciones, y  también por la carencia de instrumentos de inversión que poseen los venezolanos actualmente, lo que ha generado un crecimiento en la cantidad de inversores participantes dentro del mercado.

Si bien algunos inversionistas dudan de que este aumento pueda ser sostenible, se deben realizar comparaciones claves para entender por qué el mercado venezolano tiene un margen de crecimiento significativo.

En el siguiente gráfico se puede observar la gran diferencia que existe en el monto efectivo diario negociado por mercados ‘’Cercarnos’’ al venezolano como son los mercados financieros de Colombia y Perú, es decir, se compara la cantidad negociada en dólares en los mercados de acciones de cada país incluyendo el venezolano.

 

El mercado de colombiano negocia en promedio 39 Millones de dólares en renta variable (Acciones) diariamente, por el otro lado el mercado peruano negocia alrededor de 25 millones de dólares en el mismo periodo de tiempo, mientras que el mercado de acciones en Venezuela solamente negocia en promedio aproximadamente 40 mil dólares al día. Esto demuestra claramente lo disminuido que se encuentra el mercado venezolano actualmente y la ventana de crecimiento que puede   generarse siempre que exista un cambio de rumbo en materia política y económica. Podemos agregar que la Bolsa de Quito negocia alrededor de 3 millones de $ diarios en su mercado de renta variable, lo que sigue siendo un monto 75 veces mayor comparado con el mercado venezolano.

Por lo que nos hacemos la siguiente pregunta

¿Es la bolsa de valores en Venezuela una inversión a corto o a largo plazo?

Podemos responder esta pregunta realizando el análisis desde los 2 puntos de vista ya que ambas perspectivas representan importantes oportunidades de rendimiento.

La visión de corto plazo se respalda con las subidas continuas en el precio de los títulos por el efecto monetario, que sirven   para especular en el mercado mediante la compra y venta de los mismos, esta estrategia ha logrado proteger a los inversionistas    de la hiperinflación y de los constantes aumentos del $ alternativo. Esto se relaciona también con el riesgo que conlleva invertir en compañías venezolanas por la situación política que se vive desde hace tiempo en el país.  Se pueden mencionar también los distintos beneficios que conllevan el ser accionistas de las compañías venezolanas como la obtención de dividendos o la participación en compañías con activos en el exterior.

La perspectiva del largo plazo se debe relacionar principalmente con el margen de crecimiento que puede tener el mercado de valores venezolano en general. Como lo mencionamos anteriormente estamos rezagados en cuanto a los monto negociados en otros países cercanos y existen actualmente compañías sumamente infravaloradas en el mercado venezolano. Solamente por capitalización de mercado (Precio por cantidad de acciones) por ejemplo el banco provincial tiene un valor aproximado de 200 millones de $ o el banco occidental de descuento BOD tiene un valor aproximado de 12 millones de $ sólo por mencionar 2 instituciones del sector bancario, ahora si nos vamos al sector no financiero existen compañías como Ron Santa Teresa que tiene un valor de menos de 150 millones de $.

El valor de todo el mercado de acciones venezolano se encuentra alrededor de los 1.800 millones de $ lo que es casi el valor solo del banco BBVA Colombia por capitalización de mercado, es decir, todo el mercado venezolano tiene un valor casi igual al de 1 solo banco en Colombia.

En resumen, el camino de crecimiento para el mercado venezolano es muy grande, considerando que el mercado de valores será uno de los tantos sectores que se deba recomponer en la economía venezolana, sin duda representa una oportunidad de inversión significativa para el mediano/largo plazo tomando en cuenta el valor de las compañías actualmente y con una expectativa de que las compañías vuelvan a tener una capacidad de producción relevante y que pueden generar valor no solamente al mercado de valores sino al país en general.

Leer: La Bolsa de Valores en Venezuela ¿Una válvula de escape?


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores y colaboradores.



Compartir
Economista de la Universidad Católica Andres Bello y Actual Máster en Finanzas de EADA bussines School Barcelona.