Inteligencia artificial ¿Oportunidad o Reto?

Con el avance de la tecnología hemos descubierto algo inspirador, la tecnología que estamos desarrollando tiene el potencial de ayudar a que la vida florezca como nunca antes, no solo por siglos, sino por miles de millones de años, y no solo en la Tierra sino a lo largo de gran parte de este increíble cosmos.

Vamos a mirar más de cerca a nuestra relación con la tecnología, como ejemplo, los cohetes de SpaceX, mostrando que cuando los humanos usamos la tecnología sabiamente, podemos lograr cosas que nuestros antepasados ​​solo podían soñar… cohetes aterrizando por si solo en una plataforma.

Pero hay un viaje aún más inspirador propulsado por algo más poderoso que un cohete. Hablemos de nuestro viaje colectivo hacia el futuro con inteligencia artificial.

Con la inteligencia artificial desde hace 60 años. Allá en 1952, construyeron esta computadora que podía jugar a tres en raya. Gran cosa. Luego, 45 años más tarde en 1997, Deep Blue ganó a Kasparov al ajedrez. 2011, Watson le gana a estos dos humanos en Jeopardy, que, para una computadora, es mucho más difícil que el ajedrez. De hecho, más que trabajar con fórmulas predefinidas, Watson tuvo que razonar para vencer a sus oponentes humanos. Luego, algunas semanas atrás, AlphaGo de DeepMind venció a los mejores en Go, que es más el juego más difícil que tenemos. De hecho, en Go, hay más movimientos posibles que átomos en el universo. Para ganar, AlphaGo tuvo que desarrollar intuición. De hecho, en cierto punto, los programadores de AlphaGo no entendían por qué AlphaGo hacía lo que hacía y por último y como no destacar el evento donde la AI se enfrentó con los grandes jugadores de Dota del mundo como el evento contra el ucraniano Danil Ishutin y el de OpenAI vs Human.

Y todo avanza muy rápido. Es decir, si pensamos que en el transcurso de una vida humana, las computadoras pasaron de ser juegos de niños a lo que se considera la cúspide del pensamiento estratégico. Lo que básicamente ocurre es que las computadoras pasan de ser como Spock… a ser más como Kirk.

Es realmente sorprendente cómo el poder de la IA ha crecido recientemente. Solo piensen en ello. No hace mucho tiempo, los robots no podían caminar. Hoy pueden hacer volteretas hacia atrás. No hace mucho tiempo, no teníamos autos sin conductor. Ahora, tenemos cohetes que vuelan de forma autónoma. No hace mucho tiempo, la IA no podía hacer reconocimiento facial. Ahora la IA puede generar caras falsas y simula tu cara diciendo cosas que nunca dijiste.  Así que este increíble progreso reciente en IA realmente plantea la pregunta: ¿hasta dónde llegará?

Hay que señalar que al igual que con los cohetes, no es suficiente con que nuestra tecnología sea poderosa. También hay que descubrir, si seremos lo suficientemente ambiciosos, como dirigirla y a dónde queremos ir con eso.

Inventamos el fuego, nos afectó un montón de veces… se inventó el extintor de incendios.

Inventamos el auto, arruinado un montón de veces se inventó el semáforo, el cinturón de seguridad y el airbag, pero con tecnología más poderosa como armas nucleares, aprender de los errores es una estrategia pésima. Es mucho mejor ser proactivo en lugar de reactivo; planificar y hacer las cosas bien la primera vez porque podría ser la única vez que lo consiguiéramos. Eso es lo que llamamos ingeniería de seguridad.

Así que aquí está nuestra elección. Podemos ser complacientes con nuestro futuro, tomando como un artículo de fe ciega que cualquier nueva tecnología garantiza ser beneficiosa, y solo repetírnoslo a nosotros mismos como un mantra una y otra y otra vez mientras navegamos como un barco sin timón hacia nuestra propia obsolescencia. O podemos ser ambiciosos pensando mucho acerca de cómo dirigir nuestra tecnología y a dónde queremos ir con eso para crear la era del asombro. Todos estamos aquí para celebrar la era del asombro, y siento que su esencia debe estar en no ser poderosos en exceso sino empoderados por nuestra tecnología. Gracias.


ProEconomía es un medio digital independiente que se mantiene activo gracias a las donaciones sus colaboradores y lectores.

El proceso tarda unos 30 segundos. Y hace toda la diferencia.



Compartir
Ingeniero entusiasta egresado de la UCLA, apasionado por las nuevas tecnologías y el bienestar social, actualmente CEO de GoPlanet, creador de la plataforma UnosVenezolanos.org, y Editor de ProEconomia.net