¿Inflación en dólares en Venezuela?

Fotografía: eldia.com

Aunque desde hace algunas décadas los venezolanos nos hemos acostumbrado a vivir con tasas de inflación más altas de lo considerado como normal, en noviembre del año pasado pasamos a un nivel desconocido, la hiperinflación se hizo presente y cada vez son más las personas que buscan resguardar sus ahorros en otras monedas e incluso obtener algún ingreso que le permita mantener el mismo nivel de consumo.

Desde hace algunos meses el poder adquisitivo en dólares parece disminuir y se ha comenzado a hablar, incluso por economistas, de que existe inflación en dólares, debido a que cada vez son necesarios más dólares para adquirir un mismo bien.

La causa de este fenómeno, es que la inflación ha aumentado de manera más acelerada que el tipo de cambio nominal en el mercado paralelo. Hasta septiembre, el nivel de precios de la economía había aumentado a un ritmo de 13,4 veces más acelerado que el precio del dólar en el mercado paralelo.

Inflación y variación del tipo de cambio paralelo

Fuente:  datos de IPCAN, DolarToday. Elaboración propia.

Esta situación, ha hecho que cada vez se necesiten más dólares para adquirir los mismos bienes. Si en enero de 2018, se necesitaba 1 US$ para adquirir un bien, en septiembre del mismo año para adquirir ese mismo bien se necesitaban 13 US$.

Poder adquisitivo en US$ en Venezuela

Fuente: IPCAN, DolarToday. Elaboración propia.

Para entender lo que ha sucedido, debemos entender qué es el tipo de cambio real (TCR); este no es más que el precio de una canasta de bienes en un país en relación al precio de esa misma canasta en otro país, generalmente con el cual se realizan intercambios comerciales. Debido a que según la teoría económica, el precio de esa canasta de bienes debería ser similar en ambos países, al multiplicar esa relación de precios de las canastas de bienes por el tipo de cambio nominal esta debería situarse alrededor de 1, si nos encontramos en equilibrio.

Si el TCR se encuentra por encima de 1, la moneda se encuentra subvaluada, lo que implica que los bienes locales son relativamente más baratos en términos de moneda extranjera, incentivando las exportaciones. Mientras por el contrario, cuando el tipo de cambio real se encuentra por debajo de 1, la moneda se encuentra sobrevaluada, lo que hace los bienes locales más costosos en moneda extranjera, cosa que incentiva las importaciones.

Este último caso resulta similar a lo que hemos vivido en los últimos meses y se constata en el siguiente gráfico:

Tipo de cambio real en base al tipo de cambio paralelo

Fuente: datos de BCV, IPCAN, DolarToday, U.S. Bureau of Labor Statistics. Elaboración propia.

Lo que realmente ha sucedido, es que el TCR de la economía se ha venido apreciando desde diciembre del 2017, lo que ha hecho que los precios de los bienes en Venezuela se encarezcan en moneda extranjera.

Aunque no se puede establecer un tipo de cambio real de equilibrio debido a las distorsiones que presenta nuestra economía, entre el año 2000 y el año 2012 este fue relativamente estable, cosa que se rompió a finales de 2012, cuando el tipo de cambio real se depreció enormemente haciendo a la economía más barata en moneda extranjera. Sin embargo, en los últimos meses el TCR, parece volver a los niveles en los cuales se encontraba hasta antes de que se rompiera la “estabilidad”.

El empobrecimiento de la sociedad venezolana que se ha acelerado desde la aparición de la hiperinflación, ha hecho que los venezolanos dejen de ahorrar y dediquen cada vez más parte de su ingreso al consumo, empujando los precios al alza, los cuales se incrementan más rápido que el precio del dólar, debido a una mermada demanda del mismo para ahorro.

Como no todo es negativo, esto supone una oportunidad para mejorar el abastecimiento, podrían incrementarse las importaciones del sector privado con divisas propias de aquellos bienes que su precio en el extranjero ya es muy parecido al precio en Venezuela.

Importaciones privadas según mecanismo

Fuente: datos de BCV, PDVSA, TradeMap. Elaboración propia.

Para finalizar, al cierre del mes de octubre la situación no ha cambiado mucho, aunque se espera una depreciación del tipo de cambio paralelo mucho más acelerada a la observada en los meses previos; como efectivamente está sucediendo, la inflación podemos suponer que se incrementará en mayor medida, apreciando el TCR y haciendo a la economía más costosa en divisas por un mes más.

El gobierno ha intentado frenar esta situación, estandarizando los salarios del sector público, frenando el ritmo de los incrementos salariales, frenando el otorgamiento de bonos vía carnet de la patria, proponiendo alternativas de ahorro como los certificados en oro y petro, etc. Sin embargo, estas medidas no han sido suficientes y aunque se ha matizado la apreciación del TCR, este sigue apreciándose.