El FMI y su fondo para catástrofes como el COVID-19

Hace unos días el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el alivio inmediato del servicio de la deuda a través del Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes (CCRT, por sus siglas en ingles) para 25 de los países más pobres del mundo durante seis meses como parte de su respuesta para ayudar a abordar el impacto de la pandemia del COVID-19.

Pero, ¿Qué es el Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes?

Este fondo le permite al FMI realizar donaciones para el alivio de la deuda a los países más pobres y vulnerables afectados por catástrofes naturales o desastres vinculados con la salud pública. El alivio de los pagos del servicio de la deuda libera recursos adicionales para atender necesidades excepcionales de la balanza de pagos generadas por desastres, y para facilitar las tareas de contención y recuperación. En febrero de 2015, durante el brote de ébola en África Occidental, el FMI transformó el Fondo Fiduciario para el Alivio de la Deuda después de una Catástrofe, en el Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes, con el fin de ampliar y poder cubrir mas situaciones para la asistencia de emergencia del FMI e incluir las epidemias que de más rápida propagación.

Inicialmente, el Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes se financio con el dinero del anterior fondo y cuentas remanentes relacionadas al financiamiento de la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral. Sin embargo, en respuesta a la pandemia del COVID-19, en marzo de 2020 el FMI inicio una campaña de recaudación de dinero que le permitiría al fondo facilitar alrededor de US$ 1.000 millones en alivio del servicio de la deuda para la actual pandemia.

Fondos de ayuda contra el COVID-19

Actualmente, la ayuda aprobada consta en principio de US$ 500 millones está financiada con donaciones de países miembros: el Reino Unido ha aportado US$ 185 millones y Japón US$ 100 millones, mientras que China y los Países Bajos también han realizado donaciones. Los países beneficiados por esta ayuda serán los países africanos (19), así como Nepal, Tayikistán, Afganistán, Haití, Islas Salomón y Yemen.


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores.