Nuevas tendencias de la economía mundial (II): El impacto de la robotización y la inteligencia artificial en el comercio internacional

Fotografía: hindustantimes

El avance tecnológico está transformando el comercio mundial, es decir, los tipos de bienes que se comercian y los países que participan. En este marco, la 4ta revolución industrial o la “industria inteligente” abre espacios para la inserción de los países en vías de desarrollo a la dinámica económica mundial y es que la velocidad de las nuevas tecnologías y la digitalización son oportunidades para mejorar la competitividad y la oferta exportable de un país.

En la actualidad, dos nuevas tecnologías han dado que hablar, me refiero a la robotización y el uso de la inteligencia artificial en el proceso productivo. Es por ello que, en esta segunda edición de “las nuevas tendencias de la economía mundial”, el objetivo será analizar el impacto y los principales retos de estas tecnologías en la industria y el comercio global. ¡Comencemos!

¿4ta revolución industrial?

Todos en algún momento de nuestras vidas, leímos o escuchamos sobre la revolución industrial. Sabemos que la primera revolución industrial (1760-1830) se caracterizó por la introducción de la máquina y la energía a vapor lo que dio inicio a la producción mecanizada. La segunda revolución industrial (1850-1950) estuvo impulsada por una serie de innovaciones tales como el motor a gasolina, la radio, el automóvil, el telégrafo y la electricidad, lo que marcó paso a la producción en masa.

La tercera revolución industrial (mitad del siglo XX en adelante) nació en el marco de la ciencia gracias al internet, la electrónica y la informática. Todas estas revoluciones generaron una transformación en la sociedad, cambiando los modos de vida, los procesos de producción y el bienestar.

¿Estamos ante una nueva revolución industrial?

De acuerdo al Foro Económico Mundial (FEM), sí. La cuarta revolución industrial nació a principios del siglo XXI en el marco de la era digital, pero con un nuevo impulso: la convergencia de nuevas tecnologías digitales, físicas y biológicas como la inteligencia artificial, la big data o la robótica que han acelerado la transformación social y económica. De acuerdo al FEM, esta nueva revolución industrial no es una prolongación de la tercera por diversos factores entre los que destacan la velocidad del cambio e impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad.

Ver: ¿Vamos hacia una economía global dominada por los robots?

La robótica y la inteligencia artificial

Cuando hablamos sobre robótica en economía, nos referimos a todas aquellas máquinas con la capacidad de realizar tareas complejas como las del ser humano en una cadena de producción. Esto abre paso para la automatización (uso de máquinas en un proceso productivo) de diversas tareas, lo que podría reducir los costos de producción y elevar la eficiencia.

En cambio, la inteligencia artificial (IA) se refiere a la rama de la computación que permite realizar actividades características de la inteligencia humana lo que permite que las máquinas puedan interactuar con su entorno. La IA fortalece el aprendizaje de las máquinas en el proceso de toma de decisiones y el análisis de datos.

Impacto potencial en el empleo y la productividad laboral

Muchos temen que estas tecnologías sustituyan a los seres humanos en el proceso productivo. ¿Qué dice la literatura económica sobre el tema? Los que están a favor consideran una oportunidad para aumentar los salarios, la productividad y la demanda de mano obra, pero beneficiando a los trabajadores más calificados (aquellos que ejecutan actividades que requieren estudios previos o experiencia técnica). Los detractores consideran que no todos por igual se beneficiarán de la robotización, en especial con los sectores de bajos ingresos o con menor calificación siendo sustituidos a largo plazo. Sin embargo, desde hace ya unos años la IA ha estado presente entre nosotros mediante software y aplicaciones capaces de detectar enfermedades o enseñarnos tareas cotidianas.

La robótica por su parte ha sido desarrollada en el sector industrial, militar, medico entre otros, y es que esta tecnología está creciendo a pasos enormes. Los robots de servicios han incursionado en áreas como la agricultura, ganadería, construcción, logística entre otros.

Son cada vez mas las empresas que incorporan los robots para elevar la productividad. De acuerdo a la Federación Internacional de Robótica y datos de la BBC, hay mas de 1.5 millones de robots en el planeta distribuidos en varios países como Corea del Sur, Singapur o Japón.

Compartir
Estudiante de Estudios Internacionales, UCV. Egresado del Diplomado de Comercio Internacional de la Asociación Venezolana de Exportadores