El éxito está en el ¿Quién?, La Espiral Dorada

Han sido muchos años experimentando y adentrándome en diversas áreas del emprendimiento, tratando de identificar cuál es la semilla de excelencia y por donde es la mejor manera de iniciar el viaje del emprendedor y por fin creo haberla conseguido.

En mi experiencia al desarrollar proyectos como Startup Venezuela, Nexo, ProEconomía y entre otras organizaciones que me han considerado un mentor para ellas, existe un método popular que hemos utilizado y se ha considerado transformador por parte de los emprendedores, este fue desarrollado por Simon Sinek llamado “el Círculo Dorado” , afirma que, aunque muchas empresas saben qué hacen o a qué se dedican, e incluso conocen qué procesos siguen para conseguir sus objetivos, no tienen claro el por qué lo hacen (propósito).

En este modelo desafía las estrategias comunes de comenzar con producto o servicio que ofrecer (el Qué), luego pasar por la manera de cómo se realiza o se produce (el Cómo) y llegar al Por qué, en lugar de comenzar con el Por qué. En este modelo, la idea es que antes de llegar al proceso (Cómo) y al resultado (Qué), es de primordial importancia que solidifiquemos el Porqué.

Está muy claro que tener el ¿Por qué? es una herramienta de mucho valor, es decir, los líderes deben centrarse en articular el propósito de su organización para que las personas entren en acción pero hay un paso crucial antes del ¿Por qué?, este paso que hemos estado evaluando es el de identificar el ¿Quién?

Esta nueva manera de ver las organizaciones la obtuve por primera vez de la mano de Michael Bachmann una persona con bastante influencia en la creación de comunidades, en una variedad de organizaciones como Impact Hub , WWF y la League of Intrapreneurs.

La mayoría de las comunidades con las que hemos trabajado suelen ser un espejo de sus fundadores y esto nos demuestra el principio de “atraes lo que eres”, este fenómeno lo observamos con los Freelancers ya que a pesar de sus trabajos a distancias se juntan con otros freelancers, también en las profesiones solemos juntarnos con nuestros pares similares, personas con ideales similares, y como en caso contrario los coaches atraen a los coaches, y en muchas ocasiones no a los emprendedores que desean.

Por ello considero que en las comunidades se “trata de su gente”, las personas a menudo se unen a una comunidad porque resuenan con su propósito. Pero se quedarán (o no) por su gente. Hasta ese momento no entendía porque fracasaban muchas comunidades que tenían un genial Porqué pero que no atendían al Quién.

También las organizaciones suelen mantener discursos y posturas de inclusión ya que de esta manera se mantiene una visión más amplia y luchan con la cuestión de si deben establecer un límite para cuidar lo que se está creando. Y esto con el tiempo genera una tensión entre diversidad y coherencia. Definiendo el Quién puede ayudar a mitigar esta tensión. Articula para quién es la comunidad y cuáles son los criterios para unirse.

Por ello se llegó a la propuesta de La Espiral Dorada sugerida por Bachmann una evolución del circulo dorado de Sinek en torno a colocar el Quién en el nucleo del Por qué, Cómo y el Qué, describiéndolo como una espiral en lugar de círculos concéntricos para reflejar su naturaleza dinámica.

Esto no es un proceso lineal, por supuesto. Continuará volviendo a un nivel más profundo de Quién, Por qué, Cómo y Qué para conectar los diferentes elementos en un todo coherente. De ahí la representación como una espiral en lugar de un círculo.

“Es importante estar alineado en torno a un propósito compartido. Sin embargo, es aún más importante tener un conjunto de valores compartidos, especialmente cuando las cosas salen mal. En tiempos de oscuridad, es bueno hacer la pregunta: ¿Por qué existimos? ¿Cuál es el propósito que nos unió y cómo vemos nuestra “razón de ser” hoy? Pero la pregunta crítica, sin embargo, es la siguiente: ¿Quiénes somos y estamos en esto? ¿Qué es lo que realmente valoramos y defenderemos con todo nuestro poder?” – Michael Bachmann

Muchos escritos nos han alertado de esto pero no lo habíamos adaptado muy bien a nuestras organizaciones, como por ejemplo Pablo en su carta a los Efesios 4:1 nos dice “Les ruego que ustedes vivan (anden) de una manera digna de la vocación con que han sido llamados” haciéndonos un llamado a que nuestra identidad y vocación van de la mano, también se dice que “Usted es el promedio de las cinco personas con las que pasa más tiempo”. Por ello debemos elegir quienes somos o quienes queremos llegar a ser y con quien estamos o queremos estar sabiamente.

Para cambiar el Quién es el más difícil de todos y requiere una experiencia profundamente transformadora, a menudo acompañada de mucho drama y gente enojada que se retira de la organización. Por eso es sabio tomar el Quién muy seriamente y dedicar mucha atención a cuidarlo desde el principio.


ProEconomía es un medio digital independiente que se mantiene activo gracias a las donaciones sus colaboradores y lectores.

El proceso tarda unos 30 segundos. Y hace toda la diferencia.



Compartir
Ingeniero entusiasta egresado de la UCLA, apasionado por las nuevas tecnologías y el bienestar social, actualmente CEO de GoPlanet, creador de la plataforma UnosVenezolanos.org, y Editor de ProEconomia.net