¿Cómo conseguir dinero urgente con los préstamos rápidos?

Fotografía: Archivo

Seguro que ya conoces los préstamos rápidos y, si no, este artículo te servirá para estar al tanto de sus características más relevantes como su proceso de solicitud online.

Y es que los préstamos rápidos se han vuelto muy populares en España y los verás anunciados en Internet y en las televisiones. Sobre todo, desde que en 2008 el país entró en la grave crisis económica, momento en el que emergieron con fuerza debido a la falta de financiación por parte de las entidades bancarias. Este contexto hizo que muchas personas recurrieran a financiación alternativa para poder realizar ciertas compras o llegar a fin de mes.

 ¿Cuándo conviene pedir préstamos rápidos?

A veces, es posible que debas realizar algunos pagos urgentes, que no debes posponer por mucho tiempo. Por ejemplo, algunas reformas para que tu negocio se adapte a la nueva normativa exigida o el importe de una multa cuyo impago en plazo conlleva el pago de intereses por demora. En ambos casos, necesita el dinero de forma urgente y sin demoras. No hablamos de grandes cantidades o líneas de crédito a largo plazo, por eso los préstamos rápidos son la solución para este tipo de situaciones. Sin embargo, no se debe abusar de la solicitud de este producto financiero (por ejemplo, para pagar gastos corrientes como el colegio de los hijos o la factura de la luz), ya que podrías incurrir en una tendencia al sobreendeudamiento.

 Las facilidades de estos préstamos rápidos

Los préstamos rápidos se pueden otorgar con la urgencia que requieren las situaciones que te hemos contado gracias a la ligereza de los trámites que ofrecen las empresas Fintech, que utilizan la última tecnología en el proceso de solicitud y gestión del préstamo. Ten en cuenta que, en los bancos convencionales, se te requerirán múltiples garantías (por ejemplo, no aparecer en la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito o ASNEF) y eso podría complicar el otorgamiento del préstamo o la recepción rápida del dinero.

Para recibir los préstamos rápidos, bastará que no estés en quiebra ni tengas solicitudes abiertas o incumplidas con la entidad que las concede. Además, ahorras tiempo y dinero en materia de trámites, ya que todos los trámites los vas a hacer online, con la comodidad y rapidez que esto supone.

 ¿Cómo puedes solicitar tus préstamos rápidos?

Solicitar un crédito rápido y aprovechar el dinero son acciones prácticamente, paralelas, debido a la sencillez del proceso y la rapidez que ofrecen las empresas de este tipo de préstamos online.

En primer lugar, debes elegir el importe del préstamo que te interesa (entre 300 y 1.000 € normalmente) y el plazo en el que quieres devolverlo. De esta forma, puedes elegir las condiciones que mejor se adapten a tus necesidades específicas. De hecho, puedes realizar este proceso a través de la propia página web de la financiera.

Luego, solo tienes que incluir, después de la creación de tu cuenta de usuario en la página web de la entidad que te va a otorgar el préstamo, unos simples datos personales. Y, finalmente, tu solicitud habrá sido aprobada y recibirás tu crédito rápido en más o menos 15 minutos en el mejor de los casos.

 Aprobación del préstamo

Si se aprueba tu solicitud de crédito rápido, es posible que debas confirmar algunos detalles por teléfono y mostrar la prueba de tus ingresos con un recibo de pago o un extracto bancario en el caso de solicitar préstamos que aceptan clientes sin nómina.

Deberás firmar tu contrato de préstamo antes de que se transfiera dinero a tu cuenta bancaria. Si estás satisfecho con la oferta, firma el acuerdo y completa el proceso.

Es una buena idea tener tu teléfono móvil a mano, ya que es posible que también le envíen un código PIN para verificar tu contrato de préstamo electrónico o te realicen una llamada para contrastar los datos.

Hacer todo de forma electrónica significa que ahorrarás tiempo, ya que no tendrás que imprimir ningún documento, firmarlo y devolverlo por correo. Tu contrato completo se puede completar rápidamente a través de Internet.

Una vez que el prestamista tiene todo lo que necesitas, el dinero se transfiere directamente a tu cuenta bancaria. No olvides que los pagos mensuales regulares se realizarán de acuerdo con los detalles de tu contrato de préstamo, así que tienes que asegurarte de tener siempre suficientes fondos disponibles.

 ¿Cómo de rápido tengo que pagar mi préstamo?

Cualquier tipo de préstamo personal te proporcionará un calendario de pagos que detalla cuándo será realizado cada pago y qué cantidad tomará.

Si solicitas un préstamo rápido durante un período de 6 meses, normalmente se esperará que realices el último pago alrededor de 6 meses después de que se apruebe tu préstamo y se transfiera el dinero.

Por lo general, puedes realizar pagos anticipados o adicionales para acelerar el proceso si tienes más dinero disponible cada mes de lo previsto. Pagar los préstamos rápidos antes hará que el saldo disminuya rápidamente y la cantidad de intereses pagados se reduzcan rápidamente. Consulta siempre los términos de condiciones de tu contrato de crédito antes de realizar cualquier reembolso anticipado.

 Resumen

Los préstamos rápidos están ahí para ayudar a las personas a resolver urgentemente un problema financiero. Cuando no tienes suficiente dinero en tu cuenta bancaria para resolver estas situaciones, puede ser muy estresante.

Este tipo de préstamos normalmente tiene una tasa de interés más alta que la mayoría de los productos crediticios convencionales, por lo que debes tomar tu tiempo para leer toda la documentación y asegurarse de comprender completamente los términos y condiciones del contrato del préstamo rápido.

Si se usan con sensatez, los préstamos rápidos pueden ser una buena manera de asegurarse de resolver situaciones financieras antes de que se conviertan en problemas estresantes.


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores.