La cultura organizacional de Netflix

Fotografía: Mike Blak / Reuters

No cabe duda que Netflix es una de las empresas más importantes del mundo con sus impresionantes 182 millones de suscriptores. El gigante del entretenimiento cambio por completo la forma en que vemos películas y series gracias a su servicio de streaming. Pero el éxito de esta compañía no está basado únicamente en una buena idea, sino en el desarrollo y ejecución de una cultura organizacional orientada a impulsar al máximo el rendimiento de sus empleados, una muy diferente a la que podemos encontrar en empresas tradicionales y en los libros de administración más importantes. Veamos que la hace tan particular:

Exigencia

Se deja saber a todos los nuevos ingresos que la compañía busca construir un equipo, no una familia (Al mejor estilo “The Last Dance”). El nivel de exigencia es alto y se despide rápido a aquellos que no cumplan las expectativas. De cierta manera, entendible por el nivel de competencia que afronta el negocio.

Pero esto se lleva a otro nivel con herramientas como The Keeper Test (Test de mantenimiento) aquí los trabajadores deben seleccionar que compañeros deberían quedarse y cuáles ser despedidos, parecido a un reality show. ¿Lo más importante? Es obligatoria, no hacerla pone en riesgo a la persona de ser despedida.

Flexibilidad y empoderamiento

Más que trabajo duro se valora la eficiencia y la calidad de los resultados. Se enfocan en lo que los empleados hacen, no cuantos días u horas pasan trabajando. Una muestra de esto es la política de vacaciones. ¡No existe! Cada persona es libre de organizar sus días de trabajo como quiera, siempre y cuando sean capaz de cumplir sus objetivos.

Brindar el mejor salario

“Pagar top” es para ellos, la base del alto rendimiento y Netflix no busca solo dar un buen salario, sino constantemente evalúa el mercado asegurándose de ser el que mejor paga por posición. Además, no se complica con estructuras de compensación complejas con sueldos y bonificaciones variables, todo a un salario fijo.

Los empleados también pueden cambiar parte de su salario por opciones de compra de acciones (stock options). Lo que es consistente con el punto anterior, cada uno es libre de escoger como recibir su sueldo y el nivel de riesgo que está dispuesto a aceptar.

Desarrollo profesional propio

Los planes de carrera no existen en Netflix, asignación de mentores, rotación a diferentes áreas, nada de eso les ha funcionado y por eso no lo aplican. Los empleados crecen al rodearse de compañeros competitivos y de afrontar desafíos constantemente.

Sin duda, Netflix ha logrado crear un ambiente de alto rendimiento, pero al mismo tiempo flexible, que le ha permitido responder ágilmente a los cambios en el mercado para mantenerse en la vanguardia.

Pareciera que la fórmula: Competitividad+Flexibilidad+Altos Salarios= Rendimiento+Éxito

Está dando resultados. Claro está que no es un clima laboral para cualquiera, especialmente para aquellos que valoran la estabilidad laboral sobre el rendimiento.

¿Te animarías a formar parte de este equipo?


ProEconomía es una organización independiente que ofrece análisis disponibles para todos gracias a las contribuciones de nuestros lectores.



Compartir
Ingeniero de Producción - USB. Oficial en CAF Banco de Desarrollo de América Latina. Especialización en Finanzas Corporativas - USB y en Inteligencia de Negocios - Univerisda Oberta de Catalunya.