Corrupción: El principal lastre

Fotografía: Moises Castillo / AP

Dentro de un enfoque social y económico la corrupción es toda acción humana que transgrede las normas legales y los principios éticos preestablecidos en una sociedad, si bien puede darse en cualquier contexto, el análisis de este documento es sobre la corrupción en el sentido (económico) administrativo y político.

Como punto de partida, el Banco Mundial estimó  que cada año se paga en sobornos más de dos billones de dólares, que equivale al 2,7 % PIB global. En esta lógica, los problemas asociados a la corrupción en ALC no son recientes en la discusión colectiva, sin embargo la medición de esta problemática es compleja.

Según IFOBAE 2017, el índice de per percepción de la corrupción de 2016 señala que de un análisis de 177 países en el mundo, en la región Uruguay es el país con menos percepción de corrupción y se ubica en el puesto 21 con cerca de 71 puntos, mientras que Venezuela es el de mayor percepción de corrupción en el puesto 166 con alrededor de 17 puntos (a mayor puntaje menor corrupción). Ecuador se encontró en el puesto 120, con 31 puntos, Colombia en el 90 con 37 puntos, Argentina en el 95 con 36 puntos, Perú 101 con 35 puntos.

Aunque es difícil de estimar varios países hacen sus cuentas. Por ejemplo en Argentina se estima que entre 2007 y 2015 el costo de la corrupción es de aproximadamente 2.500 millones de dólares al año.

Para Perú, según CNN 2017 en informe de la defensoría del pueblo de ese país, que la corrupción les cuesta alrededor de 12.000 millones de soles cada año o lo que equivale a más de 3.600 millones dólares anuales. Aunque la percepción de corrupción pueda ser más baja, la cantidad de millones de dólares que cuestan la corrupción es considerable.

Para Venezuela el país con mayor percepción de corrupción de la región, según Spuntnik 2018, en los últimos 5 meses de 2017 hubo perjuicios de alrededor de 15.000 millones de dólares en dicho país.

En el Ecuador, la corrupción también sigue siendo un problema. Según la Comisión Anti- Corrupción del Ecuador, se estimaba el costo de la corrupción en más de 35 mil millones de dólares en los últimos 10 años, 3.500 millones de dólares al año, sin considerar el valor del dinero a lo largo del tiempo. De acuerdo a la última información disponible del Banco Central del Ecuador, el PIB en 2016 alcanzó 98.614 millones de dólares (en términos corrientes), lo que implicaría que el costo de corrupción sería de alrededor del 3,5% del PIB aproximadamente.

Recientemente el BID publicó el “Manual para la estimación y el seguimiento del costo de un programa de infraestructura”, en el documento se refiere que 9 de cada 10 proyectos importantes a nivel mundial tienen sobre costos, que varían según los sectores, entre el 20%y 45%. Entre las razones para estas diferencias sobresalen lo que denominan “sesgo cognitivo” (subestimar costos y sobre estimar ingresos) y sobre costos endógenos (en otros, relacionados con la falta de estudios suficientes al momento de la decisión de continuar con un proyecto). En el caso ecuatoriano habría que añadir a estas razones los problemas de corrupción, que son de conocimiento público, y la centralización de las intervenciones, su planificación y diseño, sin considerar las particularidades del territorio.

En Ecuador el ex vicepresidente Jorge Glas ha sido sentenciado por asociación ilícita y está en prisión. En Ecuador, debido a los problemas de corrupción, que son de conocimiento público, el actual presidente, Lenin Moreno conformó El Frente de Transparencia y Lucha contra la Corrupción que tenía entre sus funciones dar recomendaciones y sugerencias para lo que se denominó una “cirugía mayor” contra la corrupción. Al cabo de 5 meses de trabajo el Frente de Transparencia entregó hace unos meses su informe final que considera recomendaciones de modificaciones legales y de política pública al Presidente Lenin Moreno, entre las que destaca la necesidad de fortalecer los sistemas de control que incluye varias aristas como gestión y administración pública y lucha contra la impunidad.

En un reciente informe a los 6 meses de este período de Gobierno, del Consorcio Ecuador Decide, que hace seguimiento al Programa de Gobierno, en el componente de Lucha contra la corrupción, destaca elementos medianamente satisfactorios en cuanto la planificación del trabajo del órgano anticorrupción y del proceso participativo para la construcción del Pacto Nacional contra la corrupción; y, no satisfactorios en cuanto a los temas comunicacionales definidos.

Como se mencionó, varios países se ven afectados por la corrupción, el problema de la corrupción no es solo el económico, es también social y cultural.

Compartir
Kevin Jiménez es docente investigador Universidad Técnica Particular de Loja. Santiago Ochoa es docente investigador Universidad Técnica Particular de Loja. Pablo Ruiz, es docente Universidad Nacional de Loja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here