Control Cambiario: un mal que se debió eliminar

Imagen: Archivo

En el actual régimen se pueden enumerar muchísimos errores en materia económica, pero el que quiero mencionar en el presente artículo es el que se ha mantenido por años y ha sido la piedra de tranca de nuestro desarrollo, no es otro que el control cambiario.

Los venezolanos o buena parte de nosotros colaboramos complacientemente con el control de cambio preferencial escapando de la realidad de los precios internacionales y el valor real de nuestra moneda, nos fascinó por mucho tiempo comprar todo tipo de productos importados con precios sobrevaluados de nuestra moneda, alejados de la realidad internacional debido a la disparidad del tipo de cambio oficial con respecto al tipo de cambio real, los venezolanos nos maravillábamos al viajar y observar que todo era barato en el exterior.

Dirigentes del actual régimen mantuvieron el sistema de control de divisas más por un tema ideológico, político y populista que por un modelo de desarrollo económico, su objetivo era el control de los movimientos de divisas de los ciudadanos nacionales y también aprovecharon de todas las grietas del sistema, los cuales exacerbaron la corrupción.

Pero surgen preguntas ¿Qué hay de la empresa privada? ¿Solo fueron actores inconscientes del deterioro del país, con este régimen de control de divisas? Aunque si hubo gremios que alzaron su voz, tampoco fue mucho la voz que entonaron cuando el Gobierno les otorgaba divisas a precios preferenciales.

Tomando en cuenta que con el control cambiario distorsionó el valor real de nuestra moneda que hizo que los precios internacionales fueran bajos, los emprendedores no invertirán en investigación, desarrollo y producción, ya que no verían retribuida su inversión en investigación cuando compites con tecnología y productos internacionales con una moneda local sobrevaluada, los compradores locales solo tenían que generar una orden de compra con divisas para recibir productos elaborados o semi elaborados a precios bajos y en último término empaquetarlos para venderlos como producción nacional, cuando ni siquiera el empaque de su producto era producción nacional.

No hay que ser experto en teoría económica para saber que lo que genera desarrollo en un país es la capacidad de este de generar producción, no solo de materia prima, sino de productos terminados que compitan en el mercado internacional y esto se logra con investigación, producción y desarrollo. Si la renta obtenida no justifica el riesgo, esta se descarta.

Los gremios empresariales recibieron divisas a cambio preferencial para comprar maquinarias, equipo, contratar tecnología, y otro tipo de infraestructura necesaria para la producción, por lo que nuevas industrias no pudieron nacer siquiera en el país. Si bien esto fue una política populista promovida desde el Gobierno los empresarios se hicieron de la vista gorda mientras recibieran su cuota de divisas.

Mucho menos se molestaron los distribuidores de autopartes o ferreteros por dar un ejemplo, (me refiero a distribuidores particularmente por ser los que comprar directamente a la fábrica) cuando ya no tuvieron que comprar al productor nacional, por que podían obtener productos a mejores precios con solo realizar los trámites ante el ente encargado del control de venta de divisas.

Claro está que el principal culpable de la destrucción del parque industrial venezolano es el actual régimen y su modelo errado de desarrollo, pero ¿Por qué no se le impidió antes? ¿Por que también nos beneficiamos del dólar a precios irreales?, nos beneficiamos cuando la bonanza petrolera le otorgaba divisas preferenciales a todos los sectores.

La industria nacional se dedico a importar a precios bajos, sostenidos por un tipo de cambio distorsionado en una economía globalizada, pero cuando la bonanza petrolera paró, aunado a la ineficiencia y corrupción del actual gobierno en el manejo de la industria petrolera, esté dejó de otorgar las divisas necesarias a las que había acostumbrado a la industria, entonces la industria tuvo que afrontar los precios reales internacionales con moneda nacional en mano aunado al control de precios al que estaba sujeto, las empresas que no recibieron divisas no tuvieron más remedio que cerrar.

Cabe destacar que en el control cambiario la empresa no interviene en el manejo de las divisas, estas solicitan la compra de divisas ante el operador cambiario este solicita autorización ante el ente encargado del control de venta de divisas  con factura en mano del producto o servicio que se quiere comprar o contratar, el ente encargado autoriza al operador cambiario y este entrega las divisas al proveedor internacional y la empresa recibe lo comprado o contratado.

¿Por qué no solventar la situación de los precios con la exportación de la producción nacional?, ya que los precios de los productos nacionales eran más bajos con la devaluación de la moneda, sería lógico pensar que exportar producción nacional era una forma de generar producción en el país, pues no era tan sencillo, ya que las empresas no intervenían en ningún proceso de la obtención de divisas como se dijo anteriormente, para ello el comprador extranjero tenía que comprar bolívares necesarios para la comprar de mercancía nacional pero al cambio oficial, por lo que el producto a precios internacionales no era competitivo y la empresa en caso de concretar la venta no recibía las divisas, recibía el cambio en bolívares a cambio oficial.

¿Y por qué no afrontar esta nueva coyuntura de la falta de divisas con el surgimiento de nuevas industrias?, son varios los factores, pero vamos a mencionar dos factores de suma importancia, en primer lugar para iniciar cualquier empresa es importante saber que todos los componentes del productos o tecnología a ser desarrollados no van a ser creados por esta empresa, por lo que algunos componentes se tienen que adquirir en mercados internacionales, con la imposibilidad de obtener divisas sin incurrir a medios ilegales desestiman cualquier intento de surgimiento de nuevas empresas y en segundo lugar la inseguridad jurídica ya estaba establecida en el país, con lo que no se garantiza el respeto a la inversión privada en el país.

Para ejemplificar todo el desorden que generó el control cambiario en un caso de la industria turística, si un extranjero realizaba el cambio de sus divisas por lo medios legales y obtenía los bolívares a cambio preferencial, este se iba a enfrentar a precios excesivamente altos, tomar un taxi en Caracas iba a ser tan o más caro que tomar un taxi en Nueva York pudiendo costar una carrera en taxi hasta 100$ en 2015 y comer en un restaurante venezolano lo mismo que una cena en restaurant de lujo en Europa. Para el venezolano que obtenía divisas a precios preferenciales era más económico viajar a las distintas islas del Caribe Aruba, Curazao, etc. que vacacionar en la Isla de Margarita o Los Roques, pero una vez que no se otorgaron más divisas para viajeros no fue tan fácil viajar al exterior si tenías que obtener dólares en el mercado paralelo. En la actualidad los venezolanos enfrentan precios internacionales con el sueldo mínimo más bajo de América Latina.

Hubo una época donde los productos nacionales no tradicionales tales como telas, cueros, herramientas, repuestos automotores, electrodomésticos, etc. competían en el mercado con los productos internacionales, eran industrias en surgimiento. Irónicamente lo que busco impedir el control cambiario que era la fuga de divisas, fue lo que genero la fuga de divisas más grande de la historia de Venezuela y la destrucción del parque industrial venezolano.

Compartir
Economista con 7 años de experiencia en Manejo y Análisis de Estadísticas, de Indicadores Financieros y Económicos.