Bitcoin como alternativa a la escasez de divisas

Con el control de cambio implantado desde el año 2003, el Gobierno ha regulado el precio y la cantidad de dólares que puede comprar cada persona a través de los mecanismos oficiales. Por otro lado, existe una tasa de inflación –según la firma Ecoanalítica cerró el 2016 en 525,1%– que continuamente esta pulverizando el valor del bolívar. Debido a esto, los venezolanos han buscado la forma de resguardar su patrimonio, bien sea realizando inversiones o en la compra de divisas.

El bitcoin ha surgido como nueva alternativa a la escasez de divisas, siendo un mercado más claro que el paralelo ya que al no ser una moneda física, las transacciones son sobre un activo virtual que no es falsificable con la facilidad del papel moneda, además es más clara la información con respecto a la cotización de precios y las transacciones.

Para negociar con bitcoins existen plataformas online como SurBitcoin o LocalBitcoin, en donde es posible comprar y vender bitcoins en moneda nacional y luego revenderlos en otros países a través de plataformas como Coinbase o Poloniex para obtener dólares, los cuales son transferidos a una cuenta bancaria o sistemas de pago como PayPal.

Al cierre del 17 de mayo el bitcoin se cotizaba alrededor de 10.500.000 bolívares.

Según el portal Coin Dance, desde finales del año 2016 el uso de la plataforma LocalBitcoin ha tenido un aumento en el volumen de transacciones. Desde el 31 de diciembre de 2016 hasta el 13 de mayo del presente año, el volumen de transacciones ha aumentado en 527,79%.Algunos se preguntaran ¿Qué es el bitcoin?

El bitcoin es una moneda completamente virtual y descentralizada, es decir, no está controlado por algún banco central. Fue creada en 2009 por el australiano Craig Steven Wright, quien en un principio se dio a conocer a través del seudónimo Satoshi Nakamoto.

Este sistema ofrece mayor confidencialidad que otras instituciones financieras ya que para realizar las transacciones solo se necesita una cuenta de email y proporcionar información básica. Asimismo, cada usuario elige la oferta que más le convenga y el método de pago que crea más conveniente. Lo atractivo de esta moneda es que se puede comprar medio bitcoin, un cuarto o lo que desee; cada vendedor fija el mínimo y máximo que está dispuesto a ofrecer.

El precio del bitcoin se expresa bajo la oferta y demanda del mercado, como ocurre con otras divisas. El bitcoin ha demostrado ser muy volátil, desde el 1 de enero a la fecha en que escribo este artículo -17 de mayo-, el precio del bitcoin se disparo desde 997,69 dólares hasta 1801,21 es decir, un aumento del 80,54% en lo que va del 2017.

Grandes compañías como Microsoft y Dell han aceptado el bitcoin como medio de pago. También es aceptado por profesionales y distintos establecimientos en todo el mundo.

Actualmente existen cajeros automáticos bictoin donde los usuarios pueden retirar el dinero de su monedero virtual, recibiendo a cambio dólares, euros, pesos, entre otras monedas. También es posible depositar monedas tradicionales para convertirlas en bitcoins, nutriendo así el monedero virtual.

El portal de Bitcoin ATM Radar proporciona información acerca de la cantidad de cajeros automáticos que procesan bitcoins en el mundo. Al cierre del 17 de mayo de este año existen 1189 cajeros en 58 países, de los cuales el 74,52% de los cajeros están ubicados en Estados Unidos, 20,27% en Europa, 3,36% en Asia, 1,51% en Oceanía, 0,25% en Suramérica y 0,08% en África.

Los creadores del bitcoin diseñaron un modelo que verifica cada transferencia en un libro de contabilidad público llamado cadena de bloques. Los mineros son los encargados de verificar las operaciones que se realizan, cualquier persona puede ser parte del protocolo de verificación, recibiendo bitcoins como pago.

Hasta el momento la legislación venezolana no contempla claramente el minado de bitcoins, por lo tanto se han realizado detenciones por esta actividad, básicamente basadas en la Ley contra los ilícitos cambiarios. Si la legislación venezolana incorporara al bitcoin como una mercancía, siguiendo el ejemplo de la mayoría de los países, ese problema estaría superado y solo quedaría legislar respecto a las rentas obtenidos por dicha actividad.

Por último, al parecer el Ejecutivo aun no contempla eliminar el control del cambio que ha regido desde hace catorce años, por lo tanto las operaciones en bitcoins podrían incrementarse y convertirse en un refugio para resguardar el patrimonio frente a la pulverización del valor del bolívar.