¿Que gana el consumidor con la aparición de las Fintech?

Fotografía: Maxim Zmeyev | REUTERS

Como bien sabemos la tecnología está cambiando muchos sectores de la economía global y el sector financiero está siendo uno de los más afectados, esto es lo que ha obligado a la banca tradicional a reinventarse. La única ventaja competitiva que tienen los bancos es el efecto red de sus sucursales, pero también es el mayor coste (personal de sucursales), lo que hoy día puede ser fácilmente sustituible por las aplicaciones y páginas web, que es hacia donde se encamina la banca tradicional.

La aparición de nuevas “Fintech” y los “game-changers” del sector financiero están amenazando con arrebatar la cuota de mercado que estos tienen. Con el auge de las criptomonedas y el blockchain han empezado a sonar las alarmas a la mayoría de los bancos que siguen con mucha cautela los movimientos de los nuevos competidores y posibles amenazas. Desde el punto de vista del consumidor existen muchas ventajas (también desventajas) que expondré a continuación:

Abaratamiento del servicio

Ya existen productos financieros que han abarato muchísimo su coste como los son los fondos indexados o ETF’s, son fondos indexados a un índice bursátil ya establecido como lo puede ser el Dow Jones por ejemplo, contando con comisiones absurdas y ya sin pensar en lo que supone si lo comparamos con una firma de gestión activa. En Estados Unidos (probamente a nivel mundial), la empresa Vanguard (líder en fondos indexados) es hoy una de las empresas con mayor volumen de gestión gracias al desarrollo de estos productos.

Por otra parte, las transferencias están empezando a ser prácticamente gratuitas. Los llamados Challangers Banks (banco 100% digitales) como Revolut y N26 son empresas que ofrecen transferencias gratuitas y que también están encaminadas a ofrecer comisiones bajas a la hora de operar en mercados bursátiles y la disminución de los costes de las primas de seguros. Revolut por ejemplo, permite hacer transferencias en todo el mundo al tipo de cambio de mercado y también permite contratar seguros de precios de un euro al día, difícil de encontrar en las instituciones de hoy.

Eficiencia de los préstamos

Otra de las ventajas de las Fintech es que pueden otorgar préstamos de manera más eficiente de lo que lo hace la banca tradicional, ya que puede canalizar mejor los canales permitiendo crear ventajas para los emprendedores que quieran impulsar sus negocios. En países menos desarrollados está nueva forma de canalización del crédito ha supuesto la disminución las tasas de mora y el desarrollo de nuevos negocios.

Dentro de esta misma rama podríamos hablar de los microcréditos, son prestamos que se otorgan a muy pequeños empresarios que están iniciando un negocio, en ocasiones estos prestamos pueden ser en especie o en pequeñas cantidades que favorece a los sectores menos desfavorecidos, permitiéndoles salir de la pobreza por ejemplo en países menos desarrollados como es el caso del Banco Greemen en Bangladesh.

Democratización de las finanzas

Como se menciono anteriormente, los fondos indexados han sido un instrumento de democratización de las finanzas gracias a la disminución de costes. Pero, este no es el único instrumento que se ha abaratado, sino también otros productos como las acciones, bonos o fondos de inversión han disminuido sus costes de comisión. Las mejoras en los canales y distribución de estos productos han sido los culpables de que sea mucho más económico para los inversores poner a trabajar su dinero.

Esto significa, que personas con menor poder adquisitivo tenga acceso a los mercados bursátiles por medio de los instrumentos que ellos decidan utilizar, sin necesidad de que los costes se “coman” los beneficios generados por estos productos, es decir, que la rentabilidad neta para los inversores será mayor en todo caso, además, da la posibilidad de que el inversor pueda crear una cartera diversificada de productos.

En este sentido, la mejora en el acceso a través de las aplicaciones móviles y webs para contratar estos productos simplifica el proceso de elección del inversor, sin necesidad de acudir a ningún banco.

Finalmente, el reto que tienen los bancos no será nada fácil, el consumidor siempre es al final el que elige y las ventajas que están ofreciendo los nuevos competidores mejoran con creces el sistema tradicional de la banca, que siempre se ha intentado imponer a través del poder de mercado que han tenido durante muchos años.

Sin embargo, la tecnología esta cambiando en aras del consumidor permitiéndole elegir entre las nuevas mejoras, precios más bajos y de manera más rápida y eficiente. Pero, también estas se encuentras con retos como competir con las instituciones financieras de menos recursos, menor capacidad para hacer publicidad, en fin, menor capacidad para llegar a los clientes. Si bien no sabemos quien se quedará con el mercado, tendrá que ser una empresa competitiva en los aspectos mencionados anteriormente.

Compartir
Estudiante de Economía, Universidad Autónoma de Madrid. Asesor independiente, especializado en la planificación estratégica y financiera.